Posted on Leave a comment

Produciendo Modern Warfare: Sunrise (III)

La última entrada de este blog dedicada al fan film data del 3 de abril. Era un buen recopilatorio de las desgracias a las que nos habíamos enfrentado durante el rodaje de Semana Santa. Sin embargo, en aquel entonces nos sentíamos con la euforia del que ha sobrevivido a una tormenta, ignorantes de que aquello solo era el ojo del huracán. Hoy Modern Warfare: Sunrise ya está a punto. Todavía necesita chapa y pintura, sí, pero podemos decir que ya ha entrado en su fase final y en pocas semanas podréis disfrutarlo. Quizás por eso, hoy me veo con fuerzas para contaros cómo ha sido este último tramo de producción.

Guillermo Fernández de Oliveira persigue a Javier Oñate con una Glidecam HD-2000 durante el rodaje de Modern Warfare Sunrise
Persiguiendo a Petrovic con una Glidecam HD-2000.

El 18 de abril a las 08:35 de la mañana recibí la llamada. El octocóptero que habíamos alquilado para ese fin de semana se había quemado en un incendio. En ese momentos tocamos fondo. El corto estaba paralizado indefinidamente y cualquier posibilidad de estrenarlo antes de verano se había desvanecido. En Coptercam nos dijeron que antes de un mes dispondrían de un nuevo aparato, pero las inclemencias meteorológicas de la primavera nos impedirían grabar hasta mediados de julio.

En un intento de que el proyecto no se estancara comenzamos la búsqueda de actores de doblaje y la fortuna nos llevó hasta Chad Lawton. En Youtube encontramos un vídeo en el que Chad imitaba con increíble fidelidad la voz del Capitán Price. Intercambiamos con él un par de correos y accedió a sumarse al proyecto. Meses después y con la ayuda de Victor González (con el que ya trabajamos en Max Payne: Valhalla) llegamos a otro fenómeno llamado River Kanoff.

Aquellos días de incertidumbre se vieron recompensados ese fin de semana de julio, con dos jornadas de producción en las que (casi) todo salió a pedir de boca. Tuvimos la oportunidad de repetir algunos de los planos de la persecución que realizamos en Semana Santa. La niebla o la lluvia los hacían inservibles para el montaje. Además completamos los planos aéreos y la huida de Petrovic. Con todo ya solo quedaba encerrarnos y encender el horno de la postproducción.

Sin querer entrar en detalles tediosos acerca de nuestro workflow si puede interesaros el orden de trabajo que hemos seguido. En primer lugar, resolvimos la edición de imagen. Un montaje bruto al que se han ido realizando pequeñas modificaciones pero respetando los planos que necesitaban un trabajo de postproducción específico en After Effects o Cinema 4D. A ese premontaje incorporamos la música que Hary Haja compuso para el corto a partir del guión. Con pequeños cortes, ajustamos la duración y el ritmo de cada pieza. Entonces, enviamos el vídeo completo al compositor para que hiciera los arreglos finales, en los que todavía hoy sigue trabajando.

En "Modern Warfare: Sunrise" hay 30 planos con efectos visuales.
En “Modern Warfare: Sunrise” hay 30 planos con efectos visuales.

 

De la mezcla y sonorización se encarga Javier Duch y mientras esos dos trabajos avanzan en sus estudios, nosotros ultimamos los efectos visuales y la corrección de color. En Modern Warfare: Sunrise hay casi 30 planos con efectos digitales. Algunos más sencillos que otros, pero un volumen de trabajo enorme para un equipo tan pequeño.

En unos 20 días juntaremos la versión final de estas cuatro patas (montaje – música – sonido – efectos) y podréis disfrutar del fan film en nuestro canal de Youtube. Esperamos que la espera haya merecido la pena. 

Posted on 1 Comment

«Transformers 3»: diseño y producción de efectos de sonido

Transformers 3: Dark of the Moon
Poster oficial de Transformers 3: Dark of the Moon

Ya lo decía George Lucas: «El sonido y la música son el 50% del entretenimiento de una película». Llevar la contraria a una de las personas más influyentes en la industria del cine sería una locura.  Desde los años 70, el creador de la saga «Star Wars», ha llevado a Hollywood de la mano en cuanto a estándares de calidad de sonido se refiere. Buena prueba de ello es la ansiada certificación THX en las salas de cine o el ya antiguo sonido envolvente 5.1 en los salones de casa. Personalmente nunca me gustó «La guerra de las Galaxias», pero he de reconocer que cuando vi «La amenaza fantasma» en cines salí simulando el sonido de un sable láser con la boca.

Es evidente que la saga «Transformers» no tiene la misma relevancia que «Star Wars», pero es cierto que los diseñadores de los efectos de sonido de esta tercera entrega han hecho un trabajo sideral. Tanto si odias a Michael Bay como si no, es imposible negar que el diseño y producción del sonido es impresionante. Basta con ver el trailer para darse cuenta de la importancia de este apartado en sus películas (especialmente en las que el guión es un simple y entretenido accesorio) y cómo ayuda a sumergirse en la historia.

En el vídeo publicado en Soundworks Collection “The Sound of Transformers: Dark of the Moon” hay momentos en los que uno duda si tocar la guitarra con un destornillador para conseguir el efecto de una nave alienígena es una genialidad intencionada o fruto del azar, pero lo que uno no puede negar es que el resultado final es efectivo.