Posted on Leave a comment

Produciendo Modern Warfare: Sunrise (III)

La última entrada de este blog dedicada al fan film data del 3 de abril. Era un buen recopilatorio de las desgracias a las que nos habíamos enfrentado durante el rodaje de Semana Santa. Sin embargo, en aquel entonces nos sentíamos con la euforia del que ha sobrevivido a una tormenta, ignorantes de que aquello solo era el ojo del huracán. Hoy Modern Warfare: Sunrise ya está a punto. Todavía necesita chapa y pintura, sí, pero podemos decir que ya ha entrado en su fase final y en pocas semanas podréis disfrutarlo. Quizás por eso, hoy me veo con fuerzas para contaros cómo ha sido este último tramo de producción.

Guillermo Fernández de Oliveira persigue a Javier Oñate con una Glidecam HD-2000 durante el rodaje de Modern Warfare Sunrise
Persiguiendo a Petrovic con una Glidecam HD-2000.

El 18 de abril a las 08:35 de la mañana recibí la llamada. El octocóptero que habíamos alquilado para ese fin de semana se había quemado en un incendio. En ese momentos tocamos fondo. El corto estaba paralizado indefinidamente y cualquier posibilidad de estrenarlo antes de verano se había desvanecido. En Coptercam nos dijeron que antes de un mes dispondrían de un nuevo aparato, pero las inclemencias meteorológicas de la primavera nos impedirían grabar hasta mediados de julio.

En un intento de que el proyecto no se estancara comenzamos la búsqueda de actores de doblaje y la fortuna nos llevó hasta Chad Lawton. En Youtube encontramos un vídeo en el que Chad imitaba con increíble fidelidad la voz del Capitán Price. Intercambiamos con él un par de correos y accedió a sumarse al proyecto. Meses después y con la ayuda de Victor González (con el que ya trabajamos en Max Payne: Valhalla) llegamos a otro fenómeno llamado River Kanoff.

Aquellos días de incertidumbre se vieron recompensados ese fin de semana de julio, con dos jornadas de producción en las que (casi) todo salió a pedir de boca. Tuvimos la oportunidad de repetir algunos de los planos de la persecución que realizamos en Semana Santa. La niebla o la lluvia los hacían inservibles para el montaje. Además completamos los planos aéreos y la huida de Petrovic. Con todo ya solo quedaba encerrarnos y encender el horno de la postproducción.

Sin querer entrar en detalles tediosos acerca de nuestro workflow si puede interesaros el orden de trabajo que hemos seguido. En primer lugar, resolvimos la edición de imagen. Un montaje bruto al que se han ido realizando pequeñas modificaciones pero respetando los planos que necesitaban un trabajo de postproducción específico en After Effects o Cinema 4D. A ese premontaje incorporamos la música que Hary Haja compuso para el corto a partir del guión. Con pequeños cortes, ajustamos la duración y el ritmo de cada pieza. Entonces, enviamos el vídeo completo al compositor para que hiciera los arreglos finales, en los que todavía hoy sigue trabajando.

En "Modern Warfare: Sunrise" hay 30 planos con efectos visuales.
En “Modern Warfare: Sunrise” hay 30 planos con efectos visuales.

 

De la mezcla y sonorización se encarga Javier Duch y mientras esos dos trabajos avanzan en sus estudios, nosotros ultimamos los efectos visuales y la corrección de color. En Modern Warfare: Sunrise hay casi 30 planos con efectos digitales. Algunos más sencillos que otros, pero un volumen de trabajo enorme para un equipo tan pequeño.

En unos 20 días juntaremos la versión final de estas cuatro patas (montaje – música – sonido – efectos) y podréis disfrutar del fan film en nuestro canal de Youtube. Esperamos que la espera haya merecido la pena. 

Posted on Leave a comment

¿Qué es la «Surf Road Experience»?

A principios de verano tuvimos el honor de presentaros nuestro primer trabajo como productora audiovisual. El otoño se nos ha echado encima, pero hoy ven la luz casi ocho semanas de grabaciones, bebidas energéticas, guión y renderizado. Mucho renderizado. Aquí tenéis el vídeo que hemos realizado para «Surf Road Experience»:

En la grabación hemos utilizado una Canon EOS 60 D  y por supuesto la GoPro HD Hero. La música es de un excelente artista francés llamado Löhstana David y la podéis encontrar en Jamendo. La locución: cortesía de Ana del Arco y Luis Miguel L. Farraces. Y en cuanto a la postproducción After Effects y Premiere (este binomio es una gozada). Si tenéis alguna duda acerca de la producción animaos a preguntar, ¡que para eso estamos!

Posted on 4 Comments

Preguntas con respuesta

A lo largo de los vídeos que hemos publicado en Youtube, se ha formulado una pregunta con cierta frecuencia: “¿Son las armas reales o de fogueo?” Pues bien, hoy vamos a tratar esta cuestión y ver cuál es el armamento de Zapruder Pictures. Para vuestra seguridad y tranquilidad hemos de deciros que no, no son reales y, aunque tenemos de fogueo, nunca las utilizamos con munición. Las “armas” que se ven en los cortometrajes son réplicas hechas en plástico y metal que disparan bolitas de plástico PVC. Es decir, son réplicas de Airsoft.

Durante unos cuantos años hemos ido coleccionando lo que hoy es “The Zapruder Armoury”, que consta de numerosas réplicas. Para empezar, tenemos pistolas de Airsoft de muelle simple. Las típicas que uno tiene cuando ronda los 14 y que nosotros hemos conservado para darle un uso mejor que matar abejas en verano. Son aquellas en las que tienes que desplazar la corredera cada vez para poder efectuar un disparo. La mayoría están hechas en plástico con alguna pieza de metal, por lo que hemos tenido que pintar más de una para conseguir un efecto más real. Tenemos desde las más famosas (Walther PPk, Colt 1911, Beretta M92, Glock, etcétera) hasta algún clásico, como la Walther P38 o Luger. Con este sistema de muelle simple también tenemos varios modelos de subfusiles ( H&K MP5 SD3, Sk0rpion Vz 61, Micro Uzi, Thompson M1 y 1928 y MP40’s) y fusiles de asalto (HK G36K, L85A1, HK G3 A3, AK-47, M16 A1 y M4 A1).

The Vigo Connection"
Réplica Beretta M92 utilizada en "Miami Vice: The Vigo Connection"

No obstante, las que mejor impresión producen por su excelente acabado (mucho más cuidado que las anteriores) son las réplicas que funcionan con gas. Éste hace que el arma pueda ser disparada hasta vaciar el cargador o por supuesto hasta agotarse la presión que produce. Lo bueno de esta categoría es que los modelos tienen “blowback”, que es un sistema por el cual la corredera se desplaza por la energía producida al disparar un arma. En este caso, el “blowback” de estas réplicas simula el movimiento de un arma real. De este tipo disponemos de una Beretta M92 cromada, una H&K USP Compact, una H&K MK23 (Socom) y un subfusil MAC-11.

Por último, tenemos réplicas AEG (Airsoft Electric Gun), que funcionan con una batería y permiten disparar bolitas con una alta cadencia de disparo. Dependiendo de la marca (Marui, Classic Army, etcétera) se pueden encontrar acabados más o menos perfeccionados. De esta categoría tenemos un H&K MP5 A3, una Thompson M1 y un Steyr AUG.

El revolver con el que asesinamos a Castillo era de fogueo. En cambio, el HK G36K que le acompaña es de muelle simple.
El revolver con el que asesinamos a Castillo era de fogueo. En cambio, el HK G36K que le acompaña es de muelle simple.

Todas estas réplicas son prácticamente inofensivas, pero eso no exime a nadie de usarlas con responsabilidad. Y ahora que hablamos de responsabilidad no hay que olvidar las armas de fogueo que también poseemos. En este caso el catálogo es menos extenso (dos Berettas M92, una Walther PPK/S y un revólver) que utilizamos sólo en primeros planos o en casos excepcionales (nunca cargadas). También hemos realizado fotografías a las llamaradas que producen estas armas para integrarlas posteriormente en los vídeos. Además presentan la ventaja visual de que salta un casquillo con el disparo, lo que ahorra trabajos de postproducción.

Las llamaradas o muzzle flashes las dibujamos en Photoshop o las fotografiamos (según la necesidad) y las añadimos digitalmente sobre el fotograma deseado con After Effects o con Final Cut, dependiendo del grado de detalle que queramos alcanzar. Si además le añadimos un sonido impactante, se consigue un buen resultado y se evita cualquier tipo de peligro durante la grabación. Muchos de los sonidos los extraemos del impresionante trabajo que realizan los diseñadores de sonidos de juegos como el F.E.A.R., Half-Life 2, Red Orchestra, Medal of Honor, Rainbow Six o el propio Max Payne.

Por último, comentar que este tipo de réplicas no se pueden exhibir en la calle, ya que os puede parar la autoridad de turno (de hecho, nos ha pasado alguna vez) y poneros una bonita multa. Además solemos grabar en lugares apartados para evitar así cualquier problema con vecinos y transeúntes.

Básicamente es todo nuestro repertorio “armamentístico”, aunque corro el peligro de olvidarme alguna que otra. Por cierto, si tienes una réplica que no uses y la quieres donar a Zapruder Pictures deja un comentario y nos pondremos en contacto contigo (y aparecerás en los créditos de futuros cortometrajes o largometrajes, ¡quién sabe!).